21 de septiembre de 2010

ETERNA PRIMAVERA: VILLA EPECUEN SUMERGIDA

La laguna o lago Epecuén es un espejo de agua perteneciente a la cuenca del sistema de las encadenadas del Oeste, en la provincia de Bs As, Argentina. La Villa Epecuén, era un poblado ubicado a unos 500 km de la capital argentina, y que se encontraba sobre el lago que lleva su nombre. El agua de este particular lago, rica en magnesio y con grandes concentraciones de salitre (a un nivel similar al mar muerto), poseia propiedades curativas, y fue rapidamente descubierta fomentando un gran comercio y turismo que dependia de los caudales, no muy frecuentes del lago. 



(Leer más ... )

Hacia 1876 Carhué (Ciudad cercana al lago) y el Lago Epecuén eran prácticamente desconocidos, pues pertenecían a los dominios indígenas. Fue el 23 de ese mismo año cuando el Tte. Coronel Nicolás Levalle estableció la Comandancia de las fuerzas de la División Sud, sobre una de las barrancas del Lago, e inicio de inmediato la fundación de un pueblo, el 21 de enero de 1887, bautizado Adolfo Alsina, por el entonces Ministro de Guerra y Marina.

Sin embargo, la primera referencia del Lago Epecuén data de alrededor de 1770, cuando el Piloto De La Real Marina Pablo Zizur realiza un viaje en busca de sal a Salinas Grandes, es quién la descubre y la bautiza Laguna San Lucas. Se cuenta que el cacique puelche Carhue ("Valle Verde ó corazón puro"), enamorado de Epecuen ("eterna primavera"), cura milagrosamente de una extraña parálisis al sumergirse en la gran laguna que formaron las lágrimas de dolor de su amada.

LA HISTORIA DEL DESASTRE

Con la intencion de mantener constante el caudal del Lago Epecuén, el cual encadenado a otros lagos en un complejo sistema hidraulico, tenia en ciertos periodos, momentos de sequia, los cuales preocubana a los inversores que dependian de las aguas para el turismo, se procedio en el año 1979  a construirse el canal colector Florentino Ameghino  Este emprendimiento costó 30.000.000 U$S. Pero la falta de obras complementarias de regulación y control del canal hizo que en los periodos ricos en lluvias como los que se sucedieron a principios de la década del ochenta comenzaran a producirse inundaciones.

Soluciones pasajeras fueron gestandose, como la contruccion de terraplenes que cercaban el lago. La situacion fue tornandose cada vez mas peligrosa para los habitantes de Villa epecuen, ya que debido a las intensas lluvias que azotaban la zona en etapas, el lago se transformo algo asi como en una canilla constantemente abierta en un espacio cerrado.

La madrugada del 10 de noviembre de 1985 los terraplenes que defendían a la ciudad desde fines de la década anterior cedieron y cerca de la mitad del pueblo quedó sumergido. Al año siguiente Epecuén se encontraba con cuatro metros de agua en algunas zonas y en 1993 la laguna volvió a crecer perdiéndose definitivamente. Hoy en día las aguas están diez metros por encima del nivel antes de la inundación. Sus pobladores que la abandonaron se afincaron principalmente en Carhué debiendo comenzar allí una nueva vida.

Sus habitantes perdieron todo, los sueños de un negocio propio, fruto de la prosperidad, sus casas, escuelas, hospitales... pero sobre todo sus raices, sus vidas. El pueblo quedo sumergido y en ruinas, no hubo estructuras guvernamentales que se hicieran cargo de la situacion. 

La constante presion de los inversores, preocupados por su dinero en las epocas de sequia, y el escaso interes del gobierno en controlar y administrar los caudales quisieron desafiar a la naturaleza. Se olvidaron del lugar que ocupamos en la Tierra, de nuestro rol aqui, y del cuidado que se debe hacer del exosistema sino queremos que se vuelva contra nosotros. La ambicion inundo Villa Epecuén.

La familias fueron transladadas y empaquetadas en viviendas 5 veces mas pequeñas en otros pueblos o ciudades, quedando desamparadas, sin trabajo ni identidad, engrosando los cinturones de pobreza del pais. no hubo soluciones rapidas para las familias. No eran importantes. Ni ellas ni su situacion laboral o habitacional.

El cementerio de la ciudad quedo totalmente sumergido y hasta hoy los vivos luchan por salvar las cenizas de sus seres queridos, contra las aguas y contra la indiferencia.

La mayoríade pobladores le inició juicio al gobierno provincial. Algunos cobraron el 50 por ciento del valor de la propiedad y los que pudieron esperar recibieron lo que les correspondía, pero 15 años después. "Nos quedamos sin plata, sin casa y sin trabajo. Fue muy difícil. Se siente tristeza e impotencia porque se podría haber evitado.", lamentó Ricardo Zappia, otro ex habitante, sentado sobre los escombros de lo que fue su hotel.

El pueblo permanece aun hoy, sumergido parcialmente, las aguas se retiran y dejan a su paso el recuerdo de lo que fue. Las ruinas emergen como una advertencia de la naturaleza a la humanidad.


4 comentarios:

NUMAN dijo...

Aelia,te felicito por siempre aparecer con temas tan interesantes.He "reconectado" mi vida de momento,así que estoy pasando por la "casa" de mis amigos a dar signos de vida.
Abrazo!

Caro Pé dijo...

Excelente Aelia! Bah el tema es muy triste, pero muy completo e interesante el post.
Abrazo!!

AELIA dijo...

jajajajaja! muchas gracias a los dos! da gusto tener ciber amigos como ustedes y lectores! ando un poco complicada ultimamente y me cuesta escribir seguido como antes pero es muy estimulante saber que aun sigo teniendo alguien que em lee! muchas gracias!!!
Numan espero que esta reconeccion sea productiva! ya se hara eco el maleficio! jajajajaja

Caro un saludo muy grande para ti tambien y ya me estoy llendo a tu blog a ver en que andas!

un saludo!

Caro Pé dijo...

Postiate algo AELIA, me gusta leerte Y quiero ver más fotos de las que solías sacar,(poner en el block) sos una genia de la palabra, del discurso periodístico, pero también de la fotografía.
Abrazote!

pd:muy interesantes fotos habías sacado, realmente, te lo digo enserio.