12 de mayo de 2009

EL CUERPO DEL DELITO



Por: Aelia




Puedo hacer un esfuerzo para intentar imaginar lo duro que debe ser vivir con el miedo en el cuerpo… viviendo la muerte como una posibilidad de vida… puedo hacer ese esfuerzo pero me temo que no podré ser nunca fiel a la realidad.

Sin embargo, al conocer la historia de Ayaan Hirsi Ali, una de las tantas personas que son o han sido perseguidas por sus ideales políticos, religiosos o ideológicos, uno puede empezar a meterse un poco en la piel de alguien acostumbrado, como dije antes, a vivir con el miedo en el cuerpo.

La historia de esta mujer de origen Somalí, y de religión musulmana, sometida como tantos otros seres humanos a los vestigios y costumbres denigrantes de la opresión que practican muchas de las religiones mayoritarias en oriente y occidente, ha salido a la luz en su libro “Yo acuso”. En el libro, la autora cuenta con lujo de detalles y sembrando una gran controversia, las experiencias vividas y la historia de lo que la llevo a convertirse en una feminista y política holandesa, donde desde enero de 2003 hasta el 16 de mayo de 2006 fue diputada en el parlamento.

Junto al polémico cineasta Teoh Van Goh, la holandesa- somalí Ayaan Hirsi Ali, escribió el guión para el cortometraje que se emitiría luego en la televisión holandesa, donde se contarían las vejaciones, maltratos a las que son sometidas muchas de las mujeres musulmanas.

Este documental y muchas otras obras del escritor y cineasta, le costarían la vida, luego de diversas amenazas de muerte recibidas. Fue apuñalado y luego tiroteado por un defensor del Islam nada favorable a los hechos emitidos en el filme.

La vida de esta mujer pertenecía a una religión que la apresaba, como otras mujeres que pertenecen a un marido que les quita el derecho a vivir, o como a otros, un régimen político los aleja de la libertad, pero la verdad es que esta mujer no le pertenece a nadie mas que a ella misma, y ninguna religión, ni musulmana ni católica, ni la que fuera, deberían quitarle a nadie la libertad.


Intento dejar de lado la loca pasión de los occidentales de ver los errores de el otro hemisferio y concentrarme en las violaciones a los derechos humanos que practica nuestra especie a menudo. Y con nuestra especie me refiero a toda organización, politica social o religiosa de cualquier parte del mundo que se crea en el papel de dictar las normas de nuestras vidas.

En la actualidad Ayaan Hirsi Ali es una destacada crítica del Islam que como consecuencia de las amenazas de muerte que sus declaraciones públicas han causado, vive oculta y vigilada permanentemente por guardaespaldas.

Nadie se merece vivir así.



5 comentarios:

Murderdoll dijo...

Ahora me leo tus entradas x correo jajajaja.

Veo ke te pusiste las pilas, pues joder pobre mujer y pobre cineasta!... pues es triste y jodido yo siempre me digo ke si hubiera la posibilidad de vivir una segunda vez, no kisiera, por si me toka ser musulmana o de otra religión opresora =/

k mal sigue el mundo...

NUMAN dijo...

Interesante y triste la nota.
Nadie nadie merece vivir así.
A veces parece que estamos entre el mal...y otro mal.Hay quienes realizan una "falsa oposición", hacen gargarismos con el "choque de civilizaciones", y han logrado que en los últimos años muchos de los llamados occidentales veamos (me incluyo por pura empatía...) un turbante y aparezca en nuestra pantalla mental el sobreimpreso de "terrorista".Pero el terrorismo de Bush y sus amigos, cuyo daño equivale a cientos y cientos de aquellos temibles hombres bomba; no invalida el atraso en que vive una gran parte de las sociedades musulmanas.Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.La mujer es la gran víctima de una sociedad brutalmente estancada.Lapidaciones en pleno siglo 21!!Quemaduras de ácido!!Si hasta las víctimas de violacion pueden resultar culpables según el código moral de esta gente!Mujeres...objeto de sus compatriotas...objetos del invasor violador...Alá quiere eso para sus siervas?
Más allá de todos los dogmas impuestos,de los grupos de poder que los sustentan y más allá de rancias (si,y mucho,en mi opinión) escrituras está la gente,simplemente la gente que sufre.Unos mas otros menos,hombres y mujeres.Niñas,niños.Todos inocentes.Es el único bando por el que debiera tomar partido nuestro pensamiento polarizado.En Afganistán,en Gaza,Tel Aviv o Nueva York.

En lo personal,conozco de cerca a una familia musulmana.Aunque sus parientes si lo hacen,ella no usa velo, ni siquiera un pañuelo,y viste jeans.Él no parece humillar a su esposa,es cariñoso con ella y sus hijos.Son musulmanes practicantes, me consta.Compartí con ellos el Ramadán pasado.
No profeso religión alguna,mas bien todo lo contrario!!Y menos respetaría códigos perimidos y "retrasadores".Pero,creo que después de todo, el mal no está en (por ejemplo) las páginas del Corán, sino en el corazón humano.Y lo que sale de el.
Un saludo!

NUMAN dijo...

Ah y Murderdoll,una aclaración.
Es verdad,algunas cosas son peores que otras pero...
Algunos pensamos que prácticamente todas las religiones son opresoras o lo han sido en períodos importantes de la historia,ya que fueron creadas par eso,para reprimir y de un modo a otro inducir a las masas a seguir tales o cuales pautas de conducta.

La religión ha retrocedido en occidente,dicen algunos.Es que su función ha sido ocupada por los que ostentan el poder del dinero y por los medios masivos de comunicación (perdón por la redundancia) que nos condicionan de un modo mas sistemático y efectivo,de acuerdo a los tiempos que corren.Me fuí del tema,perdón...

Aelia dijo...

100% de acuerdo NUMAN ! espero haber expresado mi idea correctamente que era exactamente lo que tu dices:

detras de toda la mafia que mueve y sustenta una religion cualquiera , o sistemas anti humanos tanto de oriente como de occidente, mafias que se decican a aprovecharse para su propio beneficio de las situaciones de pobreza y exclusion social que sufrimos muchos paises, detras de toda esta crueldad que se cobra en diversas formas millones de victimas... detras de todo eso estan las persona. Con sus valores y sus costumbres, con sus creencias y sus vidas.



Son los intereses de poder, dinero, guerras y estupidos conflictos creados para ocultar los problemas reales que nadie le interesa solucionar, el enorme elefante rosado que esta en la habitacion y que nadie ve... lo que realmente manipula los valores que dia a dia nos son inculcados a todos.



Yo personalemnte por suerte y gracias a la gran diversidad a la que se puede acceder en europa, he tenido y tengo amistad y muy buena comunicacion con muslmanes, judios, y cualquier otra religion, mi jefa a quien adoro es musulmana y mi familia cristiana y judia a la vez, yo por mi parte sin religion, profesando simplemente el respeto y la buenas relaciones entre los pares.



La verdad es que por suerte la situacion contada aqui no es la realidad al 100 5 del mundo musulman, pero si de un gran porcentaje de personas que se ven afectadas por estas practicas y por la incapacidad de los extremistas religiosos de valorar la vida y de ver a su dios ala como un ser de bien y no un dios cruel encargado de la`pidar y torturar a supuestos "infieles".

Como ultima cuestion quisiera agregar que no deberiamos olvidar la historia de sangre y abusos con la que carga a sus espalda y que persiste hasta la actualidad, de de nuestra "amada" civilizacion occidental, de nuestras religiones ortodoxas que quemaron vivas a miles de mujeres y torturaron a muchos mas. De todos los secretos que hasta el dia de hoy se esconden bajo sus sangrientas acciones.

y DESGRACIADAMENTE COMO DIJISTE...LOS OCCIDENTALES SEGUIMOS SIENDO GRANDES TERRORISTAS DE LA MORAL Y LA VIDA....



un fuerte abrazo!

ojo dijo...

Esa difíl encarara uan realidad difrente, e intentar comprenderla desde nuestro propio bagaje cultural.

La verdad es que la opresión se ve en todos lados: en la ortodoxia musulmana, en Europa, en la emrgente China, en los despiadados USA, en la minúscula Cuba.

En nuestros países sudamericanos, en nuestro peueño Uruguay...

Normas debe haber. la cuestíon es al siguiente: cuan respetuosas de la dignidad y liberatd humanas son, y cuánto son tarsgredidas por los mimsos queiens nos las quieren imponer.

Respecto al caso concreto: es muy triste e indignante.
A veces siento que nuestro país es está por el piso, y otras (cuando leo cosas como esta) que somos afortunados.

Ha que seguir adelante, si queremos avanzar y no retroceder.

Saludos!